shutters-669296_960_720.jpg

Hoy no estaré cuando vuelvas.

He aprendido que no te necesito para llorar,

que la oscuridad es igual de oscura tanto si estás como si no estás

y que si a ti no te importa, a mí me da igual.

Hoy no estaré cuando vuelvas.

He aprendido a no mirar atrás,

que la distancia es peligrosa solo si es corta

y que las correas escuecen más que la sal.

Hoy no estaré cuando vuelvas.

He aprendido que todo se acaba,

que las heridas sanan

y que todo lo que se hunde, al final, vuelve a reflotar.

Hoy no estaré cuando vuelvas

y tú

no me vendrás a buscar.

Anuncios