Buscar

Nihil Omnis Veritas Est

Elena A.G.

Categoría

Personal

El año que vivimos singularmente

Por primera vez en muchos años, no he tenido ganas de recapitular al acabar el año. No he sentido ese impulso, normalmente irrefrenable, de contar los éxitos y las derrotas, de enumerar los sueños que se han truncado así como los... Seguir leyendo →

SIÓN EDITORIAL ELENA A.G.

¡Extra, extra! ¡El escritor humorístico Pedro Fabelo entrevista a la editora y dramaturga Elena Álvarez! · LEE LA ENTREVISTA EN ABSURDAMENTE, EL BLOG DE PEDRO FABELO ·

Algo muy absurdo

Creo que el vídeo no deja mucho lugar a dudas, pero en cualquier caso, voy a contaros un poquito más sobre el proyecto, que hoy estoy dicharachera. La idea Conocí a Pedro Fabelo allá por enero de este año, cuando tuve... Seguir leyendo →

El verano se me ha ido de las manos. Literalmente. Lo tuve al alcance de la mano, casi llegué a rozarlo y, cuando pensaba que por fin podría tocarlo, se me escurrió sin más entre los dedos. Hace un par de meses, me prometí... Seguir leyendo →

Mutatis mutandis

Cuando una puerta se cierra, otra se abre. No hay mal que por bien no venga. C'est la vie. Todas ellas frases hechas y no por ello menos ciertas. Fragmentos de diálogos que animan a aceptar las cosas como vienen.... Seguir leyendo →

La importancia de no volverse loco escribiendo

Hace un par de días, mientras leía el post Un montón de tonterías sobre escribir, del escritor y copy Jaume Vicent, me di cuenta de una gran verdad a la que hacía referencia en su artículo, en el que nos habla... Seguir leyendo →

Todo pasa en abril

Ayer, el equipo editorial de Editorial Argonautas –Santiago Sánchez, Juan I. González y una servidora–, fue entrevistado por la periodista Sandra Carbajo, muy bien acompañada por la fotógrafa Mar Argüello. ¿El motivo? La doble celebración a la que nos enfrentamos con ilusión en... Seguir leyendo →

Para ti

No sonreías demasiado cuando te conocí, quizá por eso me intrigaste tanto. Solías llegar siempre tarde, amparado en tu metro noventa de altura, tu cara de sueño y tus ojeras, como un gran oso panda. Nos reconocimos con la mirada, como... Seguir leyendo →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑